Azerbaijan Caucasus Geopolitics

Azerbaiyán y España. Una nueva etapa tras la victoria

Francisco Javier Medina Ortiz, 

Abogado colegiado en el Ilustre Colegio de la Abogacía de Barcelona

7 de enero de 2021

Entrevista de Irina Tsukerman

¿ Cómo valora las relaciones entre Azerbaiyán y España?

En primer lugar, antes de nada, quiero agradecer la oportunidad que me dan de dirigirme a los lectores azerbaiyanos, a los que dedico mi más sincero saludo, y les deseo una Feliz Navidad desde Barcelona. Es además para mi un honor poder felicitar al pueblo de Azerbaiyán, a sus Fuerzas Armadas y su líder, el Presidente Ilham Alyev, por su incontestable victoria en Nagorno Karabaj. A la vez que me sumo al dolor de todos aquellos que han sufrido alguna desgracia derivada tanto de la guerra, como por el Covid 19, que también ha afectado y afecta a España.

Respondiendo a su pregunta, creo que hay que diferenciar diversos aspectos.

Las relaciones diplomáticas y gubernamentales entre Azerbaiyán y España son muy buenas. Azerbaiyán es un país amigo, con un nivel de fiabilidad gubernamental y legal equiparable a los estándares europeos, y por tanto en ese nivel, no hay problema alguno.

Sin embargo, sí que creo que pueden y deben hacerse más esfuerzos mutuos a fin de que esas buenas relaciones, puedan cristalizar en proyectos de cooperación económicos, deportivos y culturales. Por ejemplo, propuse llevar a Bakú la celebración de los World Roller Games, que se había realizado en Barcelona en el 2019, para los que incluso presentamos un proyecto en la Embajada de Azerbaiyán en Bakú, y que sería clasificatorio para los Juego Olímpicos de Tokio…. Aunque el Covid19 se ha llevado todo por delante. 

En este sentido, creo que una mayor actividad en este tipo de promoción, harían, por ejemplo, imprescindible para España, la apertura de una Embajada en Bakú, deficiencia ésta que es una deuda de mi país, y que creo que debería corregir. Y que puede hacerse.

Donde creo que falta muchísimo por hacer, es en el sentido de crear una vinculación con la población española y catalana, para que cuando ocurran conflictos como el de Nagorno Karabaj, hayan españoles que levanten su voz en favor de la causa azerbaiyana. Que yo conozca, y si me equivoco que me disculpen, sólo lo he hecho yo. 

 ¿ Los españoles conocen suficientemente Azerbaiyán? 

En esta pregunta puedo ser claro. 

La respuesta es no.

Es un tema complejo.

El español medio no suele tener un gran interés por lo que sucede fuera de España. Como en todos los países, ya tenemos aquí suficientes problemas, y preocupaciones como para saber de lo de los demás.

En este sentido, tengo que decir, que personalmente, en el año 2017, en febrero, abrí en una de mis oficinas, sin ayuda alguna, la Casa Azerbaiyán, alojando en ella a la Azerbaijani Society in Barcelona, que ya existía pero carecía de instalaciones propias. De ello se publicó un reportaje en Azertag, y se hicieron eco tanto la web en facebook de la Embajada de Azerbaiyán como de la propia Sociedad. 

A la vez, puse todo mi esfuerzo, precisamente, en que Azerbaiyan fuese más conocido en Barcelona y Cataluña Así, a través de mis amigos y contactos, hice que la noticia de la apertura de la Casa Azerbaiyán, se publicase en el primer diario de Cataluña, la región donde se encuentra Barcelona, La Vanguardia.

Pero además, hice que se publicasen artículos sobre los jóvenes azerbaiyanos que vienen a estudiar a Barcelona, en El Periódico de Cataluña, el segundo más leído en Cataluña, organicé y promoví en el Recinte Modernista de Sant Pau, una semana después usaba el mismo recinto Seat para realizar su presentación anual en España, la conmemoración dela masacre de Jodyali en el 25 aniversario; una entrega gratuita de rosas y un libro, tradición en el Día de Sant Jordi, fiesta de Cataluña, en la Casa Azerbaiyán, etc.

Incluso invité a miembros del Congreso Europeo Azerbaiyano, en su visita a Barcelona. Y en mi caso, al ser abogado, haber dado clases en la Universidad, en la Escuela del Colegios de Abogados de Barcelona, etc, ( mi abuelo ya era abogado, como mi padre, y mis hermanos), tengo como amigos los principales cargos de la Judicatura, de la Fiscalía, del Colegio de Abogados, de las directivas de los dos equipos de fútbol de Barcelona, el Español y el Barça, periodistas, deportistas ( conseguí que Arda Turam nos dedicase unas palabras en la conmemoración de Jodyali, ya que él no pudo venir porque el Barça jugaba Champions League ese días),  etc. 

Además, como abogado he trabajado y trabajo para varios Consulados en Barcelona, líderes políticos…. Y todos venían a los actos que organizaba de Azerbaiyán. Incluso organicé una visita oficial del Sr. Fuad Muradov al FC Barcelona, lo cual para mi es un reto….. ¿ porque soy un gran aficionado del Español! Es broma. Fue un honor organizar la visita, a la que también asistió el Embajador de Azerbaiyán en España. De todo ello existen fotos en las web de facebook tanto de la Embajada, como de la Society, como reportajes en Azertag.

Sin embargo, el problema es que como español, siempre me encontré solo, sin apoyo,

Y aquí quiero incidir en un punto importante. Hay un grave problema  para que Azerbaiyán sea más conocido por la sociedad española y catalana. Y me explicaré.

Azerbaiyán es un país rico. A España viene inmigración de todo el mundo; pero es una inmigración muchas veces de países pobres, de gente que viene a buscar trabajo, un futuro mejor, que viene a quedarse….

Pero no es el caso de los azerbaiyanos; en su gran mayoría, los que vienen aquí, es gente joven, que viene a estudiar una carrera, un máster, a perfeccionar estudios…. Pero con la idea de volver a Azerbaiyán. Estar aquí uno, dos, tres años, y luego volver a Azerbaiyán. No suelen hablar español, casi ninguno catalán, se suelen relacionar con la numerosa colonia de jóvenes estudiantes de todo el mundo que están en Barcelona o en Madrid y lo hacen en inglés, y apenas se interesan por nuestra vida política, ni conocen el quien es quien de nuestra sociedad, compleja como en todos los países. En Cataluña, hay que añadir además el problema del secesionismo catalán, sobre el que más tarde posiblemente tendré oportunidad de hablar. Sin ir más lejos, ¿ por qué la  Azerbaijani Society in Barcelona tiene su nombre en inglés? ¿ Por qué no lo tiene en español o en catalán? Estos detalles no ayudan a integrarse en la sociedad española.

Lo que está claro, es que es complicado, si se permanece en esa situación, poder incidir en la sociedad española.

Hay que tener en cuenta, además, que el número de Azerbaiyanos residentes en Cataluña. Por ejemplo, y según el censo oficial, 192 azerbaiyanos en toda Cataluña. Es un número muy pequeño. Y además, gente joven en su mayoría; y además, como he dicho, suelen tener dificultades con el español, y mucho más con el catalán, de uso normal en Cataluña, y con el que muchos azerbaiyanos se encuentran de forma sorpresiva al llegar aquí; y además, desconocen la política interna, la sociedad, la cultura y costumbres.

Es evidente que no es comparable con otros países. De un lado, los que poseen extensas colonias de residentes aquí, que llevan incluso generaciones, viviendo o residiendo, con propiedades, incluso con tradiciones y costumbre comunes, como los vecinos franceses, los ingleses, alemanes, italianos, holandeses…. Suelen ser colonias que se integran perfectamente, que llevan mucho tiempo presentes aquí, y que tienen mucha presencia en la sociedad española.

Por otro lado, existen y son muy numerosos, los inmigrantes de países pobres que vienen a buscar un futuro mejor, principalmente de Sud y Centroamérica, que tienen la ventaja de compartir el idioma, religión y muchas costumbres, o del norte de África, así como pakistaníes y chinos. Aunque presentan más problemas, ya hay segundas generaciones, nacidas y escolarizadas aquí en colegios público, la enseñanza en España es gratuita y obligatoria, y que en un corto plazo, ya empieza a suceder, van siendo cada vez más mas tenidas en cuenta.

Y aparte, hay otra minoría de que se hace oír mucho, la armenia. Numerosa, organizada, y con segundas y hasta terceras generaciones ya nacidas aquí, que hablan perfectamente catalán además de español, muchos de ellos, abogados, arquitectos, periodistas, y que por motivos políticos artificiales y malintencionados, en los últimos años, se han identificado con el nacionalismo independentista catalán. Ello, unido a su eterno victimismo, ha hecho que desgraciadamente, sean muy populares en Cataluña. No tanto en España. Sobre este punto me gustaría explicarme más tarde, si es posible.

En cualquier caso, centrémonos en Azerbaiyán. En mi opinión, queda mucho por hacer. ¿ Quién debería hacerlo?

La Embajada de Azerbaiyán tiene encomendada la representación diplomática del país. Si bien, en algunos momentos su labor puede ser en este sentido de dar a conocer a la sociedad española a Azerbaiyán como país, en puridad, no es su función. Además, la Embajada está en Madrid, desde donde es difícil conocer la realidad catalana. No se les puede culpar. Les pasa incluso a los españoles que viven en Madrid respecto de Cataluña. Estoy seguro que esa queja debe existir también entre regiones de Azerbaiyán. Pasa en todos los países.

Tampoco el Comité de la Diáspora; su papel es mantener unidos a los azerbaiyanos que residen fuera del país, y no tanto, buscar incidir en la sociedad de cada país donde desarrolla su labor.

¿ Cómo lo hacen el resto de países en iguales circunstancias? Pues con la figura del Cónsul Honorario. Persona nacional y residente del país, integrado en la sociedad autóctona, con contactos, con conocimientos de la política local, etc.

Barcelona es la tercera ciudad del mundo con más Cónsules Honorarios. Por algo será, ¿no?. Pues curiosamente, un gran país como Azerbaiyán, ni lo tiene ni lo ha tenido nunca. Para mi es difícilmente comprensible. Y más, cuando como ha pasado ahora con el conflicto de Nagorno Karabaj, ni una sola voz española se ha pronunciado en favor de Azerbaiyán. Creo que es una situación lamentable.

Azerbaiyán liberó sus tierras de la ocupación realizando las operaciones de contraofensiva durante 44 días. ¿ Cómo valora esto?

Primero expondré mi opinión.

Azerbaiyán hizo lo que tenía que hacer. 

Recuerde que soy abogado. Pues bien, a Azerbaiyán, de entrada, le apoya la razón jurídica expresada en las resoluciones ONU. Que es el organismo designado por los Estados para resolver estos conflictos. Además, Azerbaiyán ha tenido suficiente paciencia con el inoperante e inútil Grupo de Minsk de OSCE, que al menos, visto desde fuera, no parece haber sido más que una reunión de políticos internacionales, a fin de cobrar sus sueldos, dietas, etc, y ganarse a título personal un cantidad ingente de dinero. 

Y si no, que alguien me conteste

¿ Qué han hecho resolutivo esto casi treinta años? ¿ En qué han avanzado? Personalmente, no lo sé. 

Y finalmente, y es sabido y aceptado por el derecho natural universal, que los Estados, de conformidad con la legalidad vigente, tienen el monopolio del uso de la fuerza, para imponer la Ley. Le voy a poner un ejemplo. 

Cuando Italia invadió Etiopía, en 1936, el Emperador de Etiopía, Haile Selassie acudió a la Sociedad de Naciones, precursora de la ONU a pedir ayuda…. Y nadie hizo nada. Este caso, se ha presentado tradicionalmente como una vergüenza para el resto del mundo, que no apoyó con la fuerza, la razón jurídica. ¿ Qué tenía que hacer Azerbaiyán, convertirse en una nueva Etiopía de 1936?

Está claro que la guerra nunca es deseable…. Pero treinta años de inoperancia, tampoco. Y un añadido. ¿ Qué mejor derecho tuvo Armenia al invadir no sólo Nagorno Karabaj y el resto de territorios por la fuerza? No debía ser mucho, porque la ONU resolvió en su contra…. ¿ Su violencia fue menor? Que lo pegunten en Jodyalí…. En fin, no me extenderé más en algo tan evidente.

Ahora bien. Una cosa está clara. Los armenios, han conseguido imponer, al menos en España, y especialmente en Cataluña, un relato de eterno victimismo que ha calado en la opinión, si no en la pública, sí en la publicada…. 

Quiero saber si tiene suficiente información sobre el tema.

Mire, a título personal, aunque nunca se tiene toda la información que me gustaría, creo que sí. Recuerde que llevo años apoyando a los azerbaiyanos de Cataluña, colaborando con la Embajada, gestionando la publicación de artículos, organizando eventos….. con lo cual procuro estar informado al respecto.

Además, tengo información diaria y concreta sobre las actividades de los armenios en Cataluña. Mire, le voy a explicar tres anécdotas al respecto.

Cuando organicé la conmemoración de los 25 años de la masacre de Jodyalí en el Recinte Modernista de Sant Pau, a los pocos días de abrir la Casa Azerbaiyán en el Paseo San Juan de Barcelona, una céntrica avenida de Barcelona, justo al lado de la Subdelegación del Gobierno de España en Barcelona, con lo que teníamos vigilancia policial continuada, se publicó en La Vanguardia, el primer diario en lectores de Cataluña,y más antiguo, de 1881,  y cuarto de España en lectores , muy influyente, la inauguración de la Casa y que se iba a celebrar dicha conmemoración.

Como sé como actúan los armenios aquí, avisé a mi amigo y jefe de la Policía en Cataluña, Eduard Sallent, que asistió al acto, de la posibilidad de que al haberse publicado en La Vanguardia, pudiesen venir armenios a reventar el acto. ( Periódicamente se manifiestan ante el Consulado de Turquía en Barcelona, por ejemplo). Como además había invitado al Delegado del Ministerio de Defensa para Cataluña, y a la Delegada del Gobierno, todos vinieron, le dije que era mejor prevenir problemas. 

Resultado; me informó mi amigo el jefe de la Policía, que efectivamente, habían desplegado unos agentes de uniforme en la puerta, pero otros camuflados alrededor. Y que detectaron un coche “ sospechoso “ en la calle. Así que se acercaron y les dijeron “ Buenos días, ¿ Suponemos que están ustedes invitados al acto?”, Evidentemente, desaparecieron….

Unos días después, y cuando en Cataluña vivimos las desgraciadas jornadas propiciadas por los secesionistas catalanes del 6 y 7 de septiembre del 2017, y que desembocaron en el intento de referéndum de autodeterminación de Cataluña el día 1 de octubre de 2017, con un apoyo  incondicional y mutuo de los secesionistas con los armenios, tuve un aviso de que el entonces Embajador de Armenia, en su condición de Embajador, iba a venir a Barcelona, a dar una conferencia invitado por el CIEMEN, un oscuro organismo secesionista catalán y proarmenio, y por Vilaweb, el principal diario secesionista.

Lo encontré indignante, y no sólo por mi apoyo a Azerbaiyán, sino como español. Me parecía un escándalo inconcebible que un Embajador en España, fuese a dar una conferencia contra España. Así que avisé a la Delegación del Gobierno de España en Cataluña, cuyos miembros habían asistido a a conmemoración de Jodyali.

Resultado; el Embajador fue amonestado y se solicitó su relevo al final de su periodo como así sucedió.

Y por último, a raíz de todo el problema del secesionismo catalán, y su apoyo mutuo e incondicional con los armenios en el tema de Nagorno Karabaj, escribí un artículo denunciando el tema, llamado “The strange and illegal parallel between Catalonia and Armenia”, y que se publicó en diversos diarios.

Resultado: Vilaweb, tal y como he dicho, el principal diario secesonista catalán, se hizo eco y publicó en enlace con mi cara y nombre como detestable unionista español y pro Azerbaiyán.

Es decir, por mi parte, sí que estoy informado. Ahora bien, tal y como he dicho, creo que deben destacarse dos aspectos.

El primero, debido a esa conexión entre los secesionistas catalanes y los armenios, y que algunos de ellos son periodistas, y que sin duda, han invertido cantidades ingentes de dinero en Cataluña ha calado esa extraña identificación, y ha creado lo que se llama una opinión publicada. Lo que ha llevado a que casi todos los medios de comunicación y la opinión pública en Cataluña, se hayan volcado en favor de la causa Armenia. Reportajes en la televisión pública, TV3, hablando de la Repúbluca de Artsaj, los diarios, infinidad de poblaciones en Cataluña, condenando a Azerbaiyán como agresor, partidos políticos catalanes…… ¡ una vergüenza!.

As que hice lo que estaba en mi mano, y hable con varios periodistas amigos.

Resultado: La Vanguardia ha publicado dos interesantísimos artículos, los días 12 y 20 de diciembre del 2020, que presentan una visión diferente de lo que hasta ahora siempre se publicaba., y mostrando la realidad y el papel de Azerbaiyán en la realidad.

Y ese es el camino. ¿ Casualidad? Creo que sus inteligentes lectores sabrán sacar su propia consecuencia. Al final el trabajo y la dedicación acaban dando frutos. Pero desde luego, el camino no puede ser el esfuerzo individual de un español sin casi apoyo….

Que medidas se están dando y deberían tomarse para promover la verdad de Azerbaiyán en España.

Intentaré sintetizar.

Como he dicho, creo que el Comité de la Diáspora cumple su papel de mantener unidos a los Azerbaiyanos que viven aquí. Y que la Embajada cumple el suyo, como representación diplomática de Azerbaiyán a nivel oficial. Pero la Embajada está en Madrid, y en cualquier caso, ambas instituciones se centran demasiado, no es una crítica, en cuidar a los azerbaiyanos….. pero no logran calar en la sociedad española.

En cuanto a los azerbaiyanos que viven aquí, y tampoco es crítica, sino la constatación de un hecho, demasiado jóvenes, demasiado poco tiempo aquí, desconociendo nuestra política, sin apenas relación con nuestra sociedad…. Por contra los armenios son muchos, organizados, con varias generaciones, conectados con la sociedad, con periodistas activos…..

¿ Cómo luchar? Pues como apunté antes. Creo imprescindible tener un Cónsul Honorario en Cataluña, y algunos más en España. Gente integrada en la sociedad, que tengan contactos, que sepan con quien hay que hablar, que tenga contactos….

Pero cuidado, para hacer bien ese trabajo, hay que tener un cargo que te habilite. Es muy sencillo. Hagámoslo al revés. Imagínese usted que en Bakú, apareciese un azerbaiyano que fuese a pedir favores, gestiones, apoyos, en favor de España. Lo primero que harían las autoridades de Azerbaiyán, y con razón, sería preguntar. “ ¿ Y usted en nombre de quién habla? ¿ Qué cargo o legitimación tiene usted para hablar por España?”

Desgraciadamente, eso me pasa muchas veces a mi. Sin un cargo que me habilite, creo que más es difícil hacer. Pero sí que creo firmemente, que un Cónsul puede hacer esa labor de lobby de forma eficaz. ¿ Cómo lo sé? Porque como abogado asesoro a varios Consulados Generales de varios paises en Cataluña. Es decir, confían en mi. Porque sé de qué hablo.

Por ejemplo; creo que hay que explicar que los armenios se han manifestado en contra de su gobierno actual…. ¡ porque querían continuar la guerra en un territorio ocupados por la fuerza por ellos hace treinta años, y se sentían traicionados. ¿ Cómo es posible, entonces, que aquí se le presente como pacifistas, y a Azerbaiyán como agresor? ¿ Por qué no se explica que los propios armenios de USA han denunciado a los gestores de sus propios fondos de solidaridad, por el desvío de dichos fondos a destino turbios? ¿ Por qué no se da más a conocer aquí la sorpresa que se han llevado los azerbaiyanos que han vuelto a sus antiguas casas en Nagorno, expulsados en su momento por la fuerza y han comprobado que en 30 años, no se había construido nada nuevo? ¿ Por qué apenas se publicita aquí que hay 30.000 armenios viviendo en Azerbaiyán, y que en Nagorno no se ha expulsado ahora a nadie, mientras que no hay azerbaiyanos viviendo en Armenia, según datos oficiales de la propia Armenia?. Y así, muchas más preguntas que habría que hacer aquí, y potenciar la verdad.

 

Cuáles considera que son las deficiencias en las relaciones entre nuestros países y que se debe hacer para estrechar lazos 

Creo que más o menos, ya está contestada.

Evidentemente, hay una parte más institucional, que se lleva desde la Embajada, de la cual ya se cuida el Ministerio de Asuntos Exteriores, y sobre la que poco puedo opinar, pues no tengo suficiente información. Pero hay una parte más a nivel emocional, popular, sobre la que sí que creo que se puede incidir. Repito, soy, y si me equivoco, que me corrijan, el único español que ha publicado, que ha hecho gestiones, que ha organizado que ha sufragado, en favor de Azerbaiyán. Incluso abrí y mantuve la Casa Azerbaiyán de Barcelona.

Creo que hay que ir a hablar con nuestros políticos. Yo conozco a líderes de todos los partidos, y lo que es más, creo incluso que con los que más hay que hablar es con los secesionistas, para explicarles que la versión que les han explicado los armenios, no es cierta. Hay que hablar con los periodistas, como he hechos infinidad de veces, de los medios de comunicación potentes. Hay que hablar con las multinacionales españolas, ofrecerles las posibilidades de inversión que hay en Azerbaiyán, y más con las necesidades que habrán ahora en Nagorno Karabaj.

Mire, un ejemplo. Hace un tiempo, la Embajada de Armenia, tuvo que enviar una nota de protesta oficial a los diarios españoles, porque decían que siempre que se hablaba de armenios en los diarios españoles, se hablaba de “mafia armenia”.  Pues desgraciadamente, la opinión publicada ha dado la vuelta a la situación, para aparecer ahora los armenios siempre como víctimas.

Ahora bien, también creo que un error grave sería caer sólo en actuar en reacción a lo que hagan los armenios, porque eso es poco menos que convertir a Azerbaiyán en una víctima. Y Azerbaiyán, a diferencia de Armenia, no necesita presentarse como víctima de nada, porque ni lo és, ni lo necesita. Azerbaiyán por sí mismo tiene el potencial necesario para llegar a donde se proponga. 

¿ La prueba?

La acabamos de ver. La determinación del pueblo azerbaiyano, el sacrificio de su juventud, el valor de sus Fuerzas Armadas, y el liderazgo del Presidente Alyev, han dejado claro cuando se ha tenido que demostrar, ahora, la valía de Azerbaiyán por sí mismo.

Esta realidad hay que mostrarla en España y en Cataluña.

Muchas gracias por la oportunidad que me han brindado. Ha sido y es un honor poder dirigirme a sus lectores de Azerbaiyán.

Gracias infinitas